Saltar al contenido

Constelación de Andrómeda

Cuando el cielo está despejado, se pueden visualizar los grupos de cuerpos celestes. Las constelaciones son las líneas imaginarias que los unen, otorgándoles formas específicas.

Los expertos  han reconocido 88 de ellas. Entre las más conocidas se destacan: Osa Mayor, Orión y Pegaso, entre otros. Por su parte, Andrómeda también denominada como M31 o NGC 224, es una de las más estudiadas.  Es la décimonovena más amplia de la superficie nocturna.

En ella, son observables desde el exterior todos los rasgos de la galaxia: núcleo galáctico, material interestelar, nebulosa, estructura espiral, remanentes de supernova y cúmulos. Sus vecinos son: Lacerta, Piscis, Pegaso, Triángulo, Perseo y Casiopea.

¿Dónde se encuentra la constelación de Andrómeda?

Constelación de Andrómeda (M31 o NGC 224)

Este conjunto boreal, es el más cercano a la tierra. Su forma de bucle gigante salta a la vista, como una mancha luminosa más grande que la luna llena. Está a 2,5 millones de años luz,  en el primer cuadrante del hemisferio norte (NQ1), al sur de Casiopea y muy cerca de Pegaso.

Se conoce desde la antiguedad, mucho antes de que los seres humanos poblaran el planeta. En ella, existen dos lluvias de meteoros denominadas Andromédidas y C Andromédidas. Se le clasifica como otoñal, por mostrarse más durante el mes de noviembre en las latitudes +90 ° y -40 °.

Principales estrellas de la constelación de Andrómeda

Alpheratz o Delta Pegasi
  • Alpheratz: Es la más brillante  de la comunidad mercurio-maganeso. Está compartida con Pegaso, de allí que también se conozca como Delta Pegasi. Sin embargo, su segunda acepción más popular es la de Sirrah o Sirah, originaria del árabe antiguo “Al Surrat Al Faras” (El Ombligo del mundo).
  • Almach o Almaak: Gamma de Andromeda (g). Sus dos principales conforman una pareja impresionante. La primera, es una gigante naranja de 2,3., con un radio 80 veces más grande al solar y 2000 veces más reluciente .  La segunda, con una dimensión de 5,0 es un cuerpo azul binario. Su movimiento, se lleva a cabo en un período de 63,7 años.
  • Zeta de Andrómeda: A 180 años luz, es un sistema binario con una extensión de 39. Está integrada por una enana blanca caliente y una gigante roja. Su hermoso brillo aumenta tres veces, como efecto de fenómeno muy peculiar que ocurre cada 10 o 20 años.
  • Delta de Andrómeda: Reúne un colectivo estelar a 101 años luz. Su elemento más destacado, es una gigante naranja tipo K con 1,5 masas solares y una antiguedad de 3000 millones de años. Sus otras dos son más tenues: una enana roja y una gigante naranja.
  • Omicron de Andromeda: Situada a 692 años luz de la tierra, está compuesta por un sistema de gigantes blancas-azules, clasificadas como B. Su radio de refulgencia alcanza los 3,78.
  • Phi de Andromeda: También nombrada como “Keun Nan Mun”, una frase mandarín que traduce: “el portal sur del campamento”. Està a 740 años luz, su estrella más importante es una subgigante blanco-azulada tipo B6.
  • Ross 248: Es su astro más cercano a la tierra, una enana roja tipo M6 ubicada a 10, 6 años luz.

Objetos notables del cielo profundo

Galaxia M32

Las nebulosas son formas de gas y polvo interestelar. Ellas son determinantes para el trabajo de los astrónomos, pues permiten estudiar las galaxias desde una perspectiva química.

Por su parte, las galaxias satélites orbitan alrededor de otra mayor, como consecuencia de la atracción gravitacional. Andrómeda tiene dos muy visibles:

  • M32: En el suroeste, ésta elíptica enana fue descubierta en 1749. A  8000 años luz, tiene un tamaño de 8×6 minutos de arco.
  • M110: Con la misma clasificación de la anterior, su luminancia es de 8,5, un poco menor. Sin embargo, posee 17 x10 minutos de arco.  Charles Messier fue el primero en apreciarla, en 1773. Se encuentra a 2.9 años luz.

Historia y mitología de Andrómeda

Perseo liberando a Andrómeda

Las primeras observaciones se llevaron a cabo durante la era telescópica. Simon Marius, en 1612 fue el primer hombre en contemplarla. En 1864, el británico William Huggins llevó a cabo una investigación sobre su nebulosa. Él generó las conclusiones, que en el futuro ayudarían a efectuar la diferenciación entre las galaxias y las nebulosas.

Desde el punto de vista de la mitología griega, Andrómeda fue la hija de Cepheus y Cassiopeia, reyes de Etiopía. Su madre, motivada por su orgullo, alardeaba constantemente de que ella era más bella que las ninfas del mar, las Nereidas, hijas de Poseidón (Neptuno).

Las jóvenes se quejaron con su padre, él envió tres terribles inundaciones como castigo de su terrible arrogancia. También la azotó con Cetus, una imponente ballena que sembró el terror  en los residentes del pueblo.

Preocupado por la crisis que vivía su reino, Cepheus invocó al Oráculo de Amón en Libia, para solicitar ayuda. La única solución que estaba en sus manos, era entregar a su inocente hija, para unirla en matrimonio con el nefasto monstruo marino.

Andrómeda, resignada esperó desnuda y atada en una roca, su horrible destino. Pero de repente, Perseos volaba sobre su majestuoso Pegasus y pudo verla desde el firmamento. Hipnotizado por su encantadora belleza, les propuso a sus padres liberarlos de la bestia con la promesa de desposar a la joven. Los reyes aceptaron alegres el trato, y el héroe pudo asesinar a Cetus, convirtiéndolo en piedra gracias a la cabeza de Medusa.

El glorioso Perseus reclamó su recompensa. La boda es llamada por Ovidio como “Metaformosis”. Las antorchas perfumaban con sus llamas, las casas se arreglaron con flores salomónicas. Las canciones se entonaban alegres y resonaban con las liras.  Los recién casados ordenaron que los portales se abrieran, para exhibir la gloria del esplenderoso vestuario dorado de la corte de Cefeo y las inmensas salas en las que la fiesta estaba servida.

Andrómeda y los Arcángeles

Concilio de Andrómeda – Arcangeles

Los Arcángeles son los arquitectos del Universo. En otras culturas, son conocidos como “Constructores del Orden Universal”. Los siete iluminados están presentes en creencias o cultos heterogéneos: en la India son los Siete hijos de Aditi, en el Islam y en el Cristianismo son los Grandes Arcángeles y en Oriente son denominados como los Siete Espíritus.

Miguel es uno de ellos. Hijo de la constelación de Andrómeda, es representado por la luz dorada, como un código para la creación a través de la armonía y la belleza. Se distingue por actividades como: la poesía, la danza, el arte o la escritura.

El polar estelar de esta constelación en la tierra, es el mar Egeo. Desde él, entre Grecia y Turquía, se canalizan las frecuencias para alinear los Chakras de la Estrella del alma, el Galáctico y el Solar. Una vez recibida y materializada esta fuerza cósmica en los niveles de la consciencia, los seres humanos podrán visualizar soluciones  a los problemas que giran a su alrededor.

Andrómeda refleja en su carga energética, el masculino divino. Este es expresión de equilibrio, orden y belleza. Igualmente, está conectada con la fuerza de la Diosa o la femenina divina, para crear la sagrada unión entre la materia y el espíritu.

Activar la simiente estelar, es una herramienta para ser receptores del poder sanador de Andrómeda. Para ello, el primer paso es ubicarla en el firmamento. Relajados y lejanos a cualquier distracción, deben hacerse profundas inhalaciones para llegar a un estado óptimo de concentración.

Su luminiscencia, entrará en contacto con la glándula pituitaria y el Chakra Corona. Cada célula del cuerpo se fusionará con el conocimiento y la realidad superior. Esto permitirá abrir un nuevo estado de percepción, donde cada persona se convierte en dueña de sus elecciones sin limitaciones.

 

Vota nuestro artículo